Apretar los dientes al dormir, también conocido como bruxismo, es un problema que, si no se soluciona a tiempo, puede tener un efecto negativo en el funcionamiento de la dentadura. Este es un hábito que puede pasarse desapercibido, pues está acción involuntaria ocurre durante las horas de descanso.

Los dientes no son los únicos afectados, la mandíbula y los músculos faciales también quedan adoloridos. Se sabe que las personas con bruxismo sufren de dolores de cabeza. Esto se debe a la acción de apretar la mandíbula durante un periodo de tiempo determinado.

En la Clínica Dental Palomero queremos ayudarte con tu problema al brindarte más información sobre las causas y tratamientos para el bruxismo. Este es un trastorno que es tratado por profesionales dentales.

¿En qué consiste el bruxismo?

El acto de apretar los dientes al dormir o bruxismo es un trastorno donde la persona afectada aprieta, cruje y rechina sus dientes de manera involuntaria. Existe el bruxismo diurno y nocturno. Con respecto a este último punto, quienes lo padecen pueden tener otro tipo de problemas relacionados con el sueño, como la apnea y fuertes ronquidos.

El bruxismo leve puede solucionarse con relativa facilidad, los problemas comienzan cuando es moderado o severo. La persona afectada sentirá dolores intensos en la mandíbula y dientes, dolores de cabeza, sensibilidad a las temperaturas, entre otros. La acción de apretar las piezas dentales no se hace de forma voluntaria, por lo que no se sabrá que se padece de este trastorno hasta que se manifiesten las consecuencias.

¿Qué causa el bruxismo?

El trastorno de apretar los dientes al dormir es difícil de controlar, ya que durante el día la persona puede tomar acciones y evitar apretar la mandíbula, pero en la hora de la siesta, hacer esto es más complicado. Muchos expertos asocian el origen del bruxismo con el estrés que pueda sentir la persona durante el día. Aunque, hay personas pueden apretar lo dientes en determinadas situaciones y nunca desarrollar bruxismo.

No obstante, a pesar de que la causa de este trastorno no es completamente clara, se sabe que hay ciertos aspectos que aumentan las probabilidades de padecerlo.

Factores de riego

Como hemos dicho con anterioridad, el estrés, así como la ira y la frustración constante, es uno de los factores de riesgo más conocidos. Por otro lado, el bruxismo es más frecuente en niños y adolescentes que en adultos. Se sabe que las personas hiperactivas o agresivas son propensos a sufrir de este trastorno.

Debes saber que a veces el bruxismo es un efecto secundario de algunos medicamentos, aunque es no es algo común. Se presenta en fármacos como antidepresivos y psiquiátricos. Asimismo, los malos hábitos alimenticios, como beber exceso de cafeína y alcohol, aumentan las probabilidades de apretar y rechinar los dientes.

Consumir drogas recreativas es sumamente perjudicial, además de las diversas enfermedades que se pueden padecer y el deterioro de la salud, quienes hacen esto pueden tener bruxismo moderado o severo.

Otros factores de riesgo son las enfermedades y afecciones relacionadas con la salud mental y física, tal como: la demencia, el reflujo gastroesofágico, el Parkinson, apnea del sueño, déficit de atención con hiperactividad (TDAH), insomnio, terrones nocturnos, entre otros. El bruxismo nocturno es un trastorno que puede darse en un grupo familiar como rasgo genético.

¿Cuáles son los síntomas y las complicaciones de apretar los dientes al dormir?

Con respecto a los síntomas, el primer signo es rechinar y apretar los dientes. Hay personas que pueden llegar a despertarse por el sonido producido. La piezas dentales comenzarán tener un aspecto fracturado y aplanado, mientras que el esmalte dental se desgastará conforme pase el tiempo.

Aumentará la sensación de dolor durante la masticación, así como sensibilidad dental a temperaturas bajas y altas. Una persona con bruxismo sentirá cansancio y dolencias en la mandíbula, incluso puede quedarse atascada, impidiendo moverla. Un síntoma común es la inflamación de las encías, la cara, el cuello y la zona mandibular.

Hay ocasiones donde las personas que sienten dolor en los oídos no tienen ningún tipo de problema en esta área, sino que es un efecto que tiene el bruxismo. Morder de manera constante las mejillas y dificultados para dormir. Si una persona tiene todos o algunos de estos síntomas, debe acudir de manera inmediata a una clínica dental.

Consecuencias de apretar los dientes al dormir

Entre las complicaciones y consecuencias de padecer bruxismo se encuentra el daño severo a los dientes, las encías, los implantes y la mandíbula. Si no se trata a tiempo, la persona afectada podrá sufrir de problemas articulaciones temporomandibulares, donde cada vez que se abre o cierre la boca, sonará o se sentirá un chasquido.

Tratamiento y diagnóstico del bruxismo

El especialista realizará diversos tipos de estudios y exámenes para comprobar si se padece de bruxismo. Se buscarán los signos habituales del trastorno y la causa. La comprobación física se realiza después de las preguntas sobre la salud dental del paciente y sus rutinas diarias. Con ella se buscan señales de dolor, anomalías dentales y otros tipos de daños.

Esto es importante porque dependiendo de la causa, el dentista recomendará a otro especialista, sobre todo si se trata por trastornos psicológicos o derivados de una enfermedad. Con respecto al tratamiento, si se trata de niños, este problema se soluciona con el pasar el tiempo, pero si el problema lo sufre un adulto y es un caso grave, se tomarán medidas que van desde médicamente, hasta métodos que corrigen el desgaste.

Se utilizan férulas y protectores bucales para evitar la acción de rechinar los dientes. Generalmente, están hechos de materiales blandos o duros que se ajustan en las dentaduras. Cuando se trata de casos extremadamente graves, se hace una corrección dental con coronas u otros métodos.

En la Clínica Dental Palomero realizamos todo tipo de procedimientos, desde carillas de porcelana hasta implantes dentales. Atendemos tus necesidades y nos preocupamos por tu salud dental. Estamos cualificados para tratar a pacientes que aprieten los dientes al dormir. Puedes solicitar información o pedir una cita llamando al 985 35 07 14.