Las encías inflamadas son uno de los problemas bucales más comunes entre la población. Los pacientes son quienes comienzan a notar una hinchazón o agrandamiento de sus encías y acuden a un dentista para buscar soluciones. Según el SEPA (Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración), más de la mitad de la población adulta padece de algún tipo de patología relacionada con la inflamación gingival, ya sea la gingivitis, la periodontitis o la piorrea.

Cuando están sanas, tienen un tono rosa. Pero, si la persona no tiene una buena higiene bucal, es posible que la placa comience a acumularse en las encías, ocasionando que las encías comiencen a tomar una tonalidad rojiza. Se podría decir que este es uno de los primeros signos, además de la inflamación y el aumento de sensibilidad a las temperaturas.

Por esta razón, es fundamental hacer uso del hilo dental, enjuague bucal y cepillarse lo dientes después de cada comida. La mala higiene es uno de los principales causantes de muchas patologías e infecciones dentales. Las bacterias sueles acumularse hasta formar una película semi transparente que, con el pasar tiempo, se solidifican y pigmentan. Además de ser poco estético, provoca mal aliente y un gran número de problemas.

Es Palomero, una de las mejores clínicas dentales de Gijón, queremos responder tus principales dudas con respecto a las encías inflamadas. Conocerás cuáles son las causas más comunes y los tratamientos efectivos empleados por los profesionales dentales.

Principales causas de las encías inflamadas

Existen muchos factores que pueden llegar a inflamar las encías, desde medicamentos, hasta una enfermedad periodontal; pero una de las más frecuentes, tal como explicamos con anterioridad, es la mala higiene bucal. La solución dependerá de la causa. La acumulación de sarro puede ser peligrosa, pues puede provocar la aparición de patologías como el estado avanzado de la periodontitis. Esta última es capaz de afecta los huesos maxilares y ocasionar la caída de los dientes.

Periodontitis

La periodontitis se origina por la acumulación desmedida de bacterias en una o varias zonas de la dentadura. Aparecerán bolsas periodontales donde los microorganismos podrán multiplicarse y agravar la situación. Los huesos, las encías y los tejidos blandos serán los principales afectados, además de las piezas dentales.

Una peculiaridad de la periodontitis que la inflamación puede ocultar la extensión del daño debido a que las encías pueden cubrir parte de los dientes. Cosas como las papilas interdentales, que son triángulos negros que salen en los dientes, no se notarán.

Aparatos dentales y medicamentos

Otra causa de la inflamación gingival son los aparatos de ortodoncia como brackets, prótesis, carillas dentales, etc. Aunque son necesarios para estabilizar los dientes, pueden llegar a dificultar la limpieza dental y causar irritación. En estos casos lo más recomendable es preguntarle al médico cómo se realiza la técnica de cepillado cuando se tienen estos aparatos. Por otro lado, hay ciertos médicamente que puede provocar una inflamación en las encías. Si notas esto, debes informarle al médico.

Problemas nutricionales y cambios hormonales

Las personas que tienen déficit de hierro o vitamina C, son más propensas a sufrir de ciertas afecciones dentales, incluyendo las encías inflamadas. Lo mismo sucede con las personas que sufren cambios hormonales por el embarazo, después del barco, la pubertad o por el ciclo menstrual.

Gingivitis

La gingivitis es la primera etapa de varias enfermedades periodontales. Comienza como una hinchazón, enrojecimiento e irritación en las encías, también produce sangrado cada vez que se use hilo y cepillo dental. Es importante tratarla a tiempo porque puede provocar una afección más grave. Las etapas avanzadas de la gingivitis pueden producir una retracción de las encías y el aumento de la sensibilidad dental.

Bruxismo

El bruxismo es una de las causas de las encías inflamadas. Se trata de una acción involuntaria, donde la persona aprieta y rechina los dientes, creando fricción y presión sobre ellos. Esto desgasta el esmalte dental, disminuye el tamaño de la pieza, retrae las encías, daña los tejidos blandos, promueve el crecimiento de bacterias y caries, etc.

Malos hábitos

Una mala alimentación donde solo se ingieren alimentos grasos y pocas vitaminas, sobre la C, aumenta el riesgo de padecer de enfermedades e inflamación gingival. Las comidas deben ser balanceadas, donde se incluyan productos con propiedades nutritivas y beneficiosas para el cuerpo. Por otro lado, una de las principales causas de las encías inflamadas son los malos hábitos como fumar o mascar tabaco.

¿Cuáles son los tratamientos para la inflamación gingival?

Si tus encías permanecen inflamadas durante dos semanas consecutivas, debes pedir una cita con un dentista. El tratamiento para las encías hinchadas puede variar según la causa. El especialista debe descubrir el origen para establecer un procedimiento efectivo, por lo que puede necesitar de radiografías y realizar una serie de preguntas al afectado.

Algo que ayuda es tener buenas prácticas de salud dental como cepillarse los dientes después de cada comida, usar hilo dental, enjuague bucal, etc. En caso de ser una periodontitis, una de las posibles soluciones son el alisado y raspado radicular, conocido como curetaje, también se hace un estudio y medición microbiológico.

Cuando es una gingivitis, el tratamiento incluye las acciones que hace el paciente en su hogar. El especialista indicará instrucciones dentales que deben ser seguidas. En el consultorio se puede efectuar una profilaxis o una limpieza profesional. Debes saber que al tener las encías inflamadas, crecen las posibilidades de tener un sangrado durante el cepillado; por esta razón, lo más recomendable es emplear un cepillo de diente de cerdas suaves.

Hay ocasiones donde la inflamación ha progresado lo suficiente como para provocar una retracción de la encía, cuyo tejido que no se regenera, o ha logrado cubrir gran parte de los dientes debido a la hinchazón y un aumento de tamaño. En cualquiera de estos casos, una solución puede ser la cirugía de encías. Este es uno de los procedimientos que realizamos en la clínica Palomero.

Con esta intervención quirúrgica se devuelve el aspecto estético que tenía la dentadura antes de la infección. Si quieres saber más sobre nuestros tratamientos y soluciones, contáctanos llamando al 985 35 07 14.