Una muela rota es un inconveniente que debe ser resuelto con rapidez. Es extremadamente doloroso, la persona sentirá una aguda sensación cada vez que mastique o hable. Esto no permite que se puedan realizar ciertas acciones cotidianas, interrumpiendo así el día a día del paciente. Pero, además del dolor, este problema puede ser un foco de infección, donde los restos de comida y microorganismos quedarán acumulándose en la zona afectada.

Hay que tener en cuenta que las muelas son sumamente resistentes, por lo que una fractura o rotura solo ocurre en casos específicos. Entre las causas más comunes están las caries. Si la persona siente dolor al masticar o la sensibilidad dental aumenta en piezas determinadas, entonces es posible que el culpable sea una carie no tratada.

A veces, no se notan con facilidad porque están por dentro de la muela. Ingresan por los laterales, que generalmente no pueden verse por su cercanía a otros dientes, y comienzan a erosionarlo. El exterior no sufre cambios, mientras que el interior va deteriorándose hasta que ocurra una rotura. Si se detecta una muela rota, incluso una leve fisura, hay que acudir a un dentista.  El problema puede ser más grave de lo que parece.

El tratamiento depende de la causa. En Palomero, una de las mejores clínicas de implantes en Gijón, te explicaremos cuáles son los procedimientos más frecuentes de los odontólogos en caso de muela rota y sus principales causas.

Muela rota: ¿Cuál es su origen?

Tal como hemos explicado, una muela es difícil de romper, pero existen varios problemas bucodentales que pueden hacerlo, estas son:

Caries

Una de las razones más frecuentes de muela rota son las caries extensas. Este tipo de lesiones tienden a fracturar el molar desde adentro. Es decir, el problema no se nota en el exterior, se necesitaría una radiografía para poder observar la extensión del daño; la cual puede llegar a dañar la raíz, los tejidos blandos y el hueso.

Una muela picada por las caries es extremadamente dolorosa, cada mordida y bebidas que están a ciertas temperaturas, pueden producir una punzante sensación. Si agentes bacterianos tocan y se propaga en el nervio o cámara pulpar, ocasionaría una afección llamada pulpitis. Cabe mencionar que en esta zona se encuentran varias terminaciones nerviosas, lo que generaría serios problemas.

Maloclusiones

Una maloclusión es una alineación anormal de las piezas dentales, donde las superiores no se ajustan con las inferiores. Si la mandíbula es más pequeña que el tamaño de los dientes, se puede producir esta extrema superposición.

Cuando ocurre, cada mordida, la cual puede producir una fuerza de 1000 kilopascales y durante el descanso generar unos 1700 kilopascales al apretar los dientes, ocasiona un significativo desgaste dental; sobre todo en los molares. Con el tiempo puede generarse una fisura o fractura, en casos graves provoca la caída del diente, lo que requerirá de un implante dental.

Traumatismos

Otra causa de una muela rota son los traumatismos y los golpes. Si estás practicando un deporte como el boxeo, entonces este es un problema que debes tener en cuenta. Siempre debes usar las protecciones correspondientes la actividad deportiva que realizas. También, pueden ocurrir todo tipo de accidentes no previstos que toman por sorpresa a las personas. Ya sea que la muela se haya quebrado por completo o solo de forma parcial, debes acudir inmediatamente a un especialista dental.

Bruxismo

El bruxismo es uno de esos problemas que pueden causar daños significativos en las dentaduras. Presionar y rechinar los dientes durante el descanso, genera una presión que puede debilitar gravemente los dientes. Esto se hace de manera involuntaria y aunque aún no se conoce una causa específica, el estrés es uno de los desencadenantes.

Durante el día, la persona puede controlar esta acción, pero al dormir, es más complicado. Una muela rota, inflamación gingival, retracción de la encía, desgaste del esmalte, aumento de caries, caída de dientes y dolor en la mandíbula, son algunos de los problemas que produce el bruxismo.

¿Qué tratamientos hay para una muela rota?

Cuando se produce una muela rota, hay varios tipos de tratamientos sin dolor y acciones quirúrgicas que pueden realizar los dentistas dependiendo del origen y la gravedad del problema.

Corona dental

La corona dental es una funda que permite reforzar un diente, o en este caso, un molar gravemente dañado. El material empleado puede ser de porcelana, metal-porcelana o de zirconio. Estos son elementos bastante estéticos que tienen una gran resistencia al tiempo y el uso, capaz de durar hasta 25 años. Lo más interesante de este método es que la pieza natural se conserva y estará protegida por la corona.

Endodoncia

La endodoncia es un procedimiento que se emplea cuando las bacterias llegan hasta la pulpa dental. Se eliminan los tejidos muertos y las bacterias de las cavidades para rellenar el espacio con un material biocompatible. Gracias a esto, el diente vuelve a tener su aspecto y función natural. A veces el tratamiento a utilizar es el de incrustación, donde se restaura parcialmente la estructura de la muela. Debes saber que en caso de una corona, también se realiza una endodoncia o tratamiento de conducto.

Implantes

Cuando la muela no puede ser restaurada y el paciente no cumple con las condiciones para una endodoncia, entonces la solución es la extracción de la pieza y la colocación de implantes. Se trata de un tornillo metálico que actuará como la raíz de un diente, sobre ella estará una prótesis dental fija o removible que permitirá mantener un aspecto estético y funcional. Esta es una intervención quirúrgica, aunque la incisión efectuada es mínima.

Sellado dental infantil

El sellado dental se emplea principalmente en infantes. Es un tratamiento preventivo donde se rellena con un material cualquier fisura que puedan tener las muelas, evitando así que estas zonas susceptibles sean atacadas por las caries. Evita la aparición de futuros problemas dentales.

Debes saber que sin importar el tratamiento, se requiere que el paciente mantenga una excelente higiene bucal, pues de lo contrario, los demás dientes también serán afectados por la placa y las bacterias. Si tienes una muela rota, puedes acudir a nuestra clínica. Te ofrecemos los tratamientos más efectivos y novedosos a precios competitivos. Pide una cita llamando al 985 35 07 14.