Es importante reponer los dientes que se pierden con prótesis dentales. Muchas personas que padecen este problema tienen grandes dificultades para realizar acciones cotidianas como hablar y masticar. Los problemas de salud dental también son más frecuentes. De hecho, se sabe que en los casos donde la pérdida es total, la mandíbula comienza a deformarse con el tiempo. De modo que no solo se trata de un tema estético, también afecta la funcionalidad bucal y la salud.

La técnica de las prótesis dentales ha tenido un gran avance en la última década. La tecnología ha permitido que se puedan crear estos elementos de manera más eficiente y efectiva. Estos elementos metálicos se colocan sobre los maxilares con el objetivo de fijar los puentes y coronas artificiales, las cuales sustituirán el diente perdido.

Generalmente, la tasa de éxito de este procedimiento es bastante alto, pero puede ocurrir un rechazo de un implante dental. Esto puede ocurrir por una gran variedad de razones, pero una de las principales es la falta de mantenimiento prolongado. A pesar de ser elementos artificiales, los tejidos alrededor de ellas aún pueden ser afectadas por las bacterias de la placa e incluso puede provocar la aparición de una piorrea; por eso es importante tener una buena higiene bucal.

En esta oportunidad, En Palomero te explicaremos cuáles son los principales tipos de prótesis dentales; de modo que tengas información sobre las posibles aparatos que puedes llegar a tener en caso de pérdida dental.

¿Qué son las prótesis dentales?

Antes de explicarte los diferentes tipos que hay, primero debes saber qué son las prótesis dentales con exactitud. Se trata de un aparato metálico en forma de tornillo que simula ser la raíz de un diente, la cual se implanta en el hueso maxilar. Sobre ella se colocarán las piezas de dientes artificiales que sustituirán la pieza natural perdida.

Los implantólogos son los encargados de realizar este procedimiento. Primero, efectúan una incisión sobre la encía, la cual permite que puedan acceder al hueso. Después, implantan el tornillo de titanio o de zirconio. Cabe señalar que este último puede tener distintos tamaños, todo dependerá de las necesidades del paciente y la cantidad de alveolar que poseen.

Finalmente, después del proceso de osteointegración, donde el aparato se une de manera correcta al hueso, se colocará la pieza dental artificial definitiva. Este proceso de integración puede llegar a tardar meses, la persona tendrá dientes provisionales durante este tiempo. Las prótesis dentales pueden soportar dentaduras, puentes o coronas dentales.

El profesional es el único que puede recomendar cuál es la mejor opción para el caso del paciente. Hay que tomar en cuenta muchos elementos, desde la salud bucal de la persona y las posibles enfermedades que pueda tener, hasta la capacidad de su hueso para sostener el implante dental. Todo esto se determina con los estudios bucales correspondientes.

Si necesitas ayuda con otro procedimiento dental, además de los implantes, debes saber que nosotros contamos profesionales cualificados en diversas áreas odontológicas, realizamos, entre otras cosas, cirugías de encías y tratamientos sin dolor.

Los principales tipos de prótesis dentales

Existen muchos tipos de prótesis dentales, por eso te diremos cuáles son los principales y los más utilizados por los especialistas.

Prótesis dental fija

Son las que no pueden ser extraídas, están completamente fijas. Tienen la ventaja de brindar confort y naturalidad, devolviendo la funcionalidad de la mandíbula y mejorando la estética dental. Están divididas en subcategorías que se diferencian principalmente por su sistema de sujeción, pero debes saber que cada una de ellas ofrecen dientes artificiales completamente personalizados.

  • Prótesis fijas sobre los implantes: Estas son las coronas o puentes dentales que van sobre los tornillos, los cuales se colocan en el maxilar por medio de una cirugía. Debes saber que en el caso de los puentes, pueden ir sobre cuatro, seis u ocho implantes, también conocidos como implantes dentales All On Four y All On Six. Son sumamente resistentes al tiempo y el uso.
  • Prótesis fijas sobre los dientes: A diferencia del anterior, estas coronas o puentes dentales se apoyan sobre las piezas sanas que se encuentran en la zona en la que se realizará el tratamiento. Los dientes adyacentes al caído serán tallados para permitir la sujeción. Para muchos, es una opción más viable porque es más económico que los implantes.

Prótesis dental removible

Las prótesis dentales removibles, tal como lo indica su nombre, permiten la sustitución de las piezas perdidas con una corona o puente que puede extraerse. Pueden reemplazar una arcada completa o algunos dientes, todo dependerá del caso del paciente. Son ideales para aquellas personas que no requieren de una prótesis fija. Existen tres tipos:

  • Parcialmente removible: Este tipo de prótesis no abarcan la totalidad de la extensión bucal, se concentra en el área donde se produce la ausencia. Es removible porque su diseño permite que el paciente pueda quitárselo y colocárselo cuando sea necesario. Esto facilita la higiene del aparato. Se apoya principalmente sobre la mucosa y las encías, además de poseer unos ganchos retenedores que permiten que puedan sujetarse sobre algunas piezas dentales.
  • Prótesis completamente removible: Son las utilizadas por personas mayores que han perdido la totalidad de sus piezas dentales. Abarcan toda la extensión bucal y no presenta contraindicaciones. El paciente puede quitárselo cuando quiera sin ningún problema. Pueden ser fabricados con materiales como el nylon o el plástico y para poder sostenerse, el diseño permite que se sujete como si fuese una ventosa.
  • Prótesis removible mucoimplantosoportada: Se trata de un tipo de prótesis mixta donde la dentadura se coloca sobre una barra metálica, la cual está sujeta por 2 a 4 implantes en una boca edéntula. Comúnmente, se emplea cuando el paciente tiene escasez de hueso. Aunque la barra esté fija por los implantes, la misma cuenta con unas extensiones que se adquieren a la prótesis; logrando que estas puedan ser removidas para su limpieza.

Si no saber cuál escoger, una fija o una removible, debes saber que el especialista te brindará una recomendación con base a tu situación dental o debido a un diagnóstico. Hay momentos en los que no puedes elegir por las peculiaridades de tu caso, tal como tener poco hueso maxilar. Para cualquier duda o necesidad que tengas, llámanos al 985 35 07 14. Atenderemos tu caso con profesionalidad y diligencia.